Últimos temas
» ¿Olvidaste la puerta abierta?, grave error. [LIBREEEE]
por Mikhail Orlov Jue Oct 15, 2015 10:00 pm

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación Normal]
por Invitado Vie Oct 09, 2015 5:05 am

» Tan rojo como las llamas... [Priv. Azure Gungnir]
por Azure Gungnir Miér Oct 07, 2015 3:44 am

» ~Hayate School~ [Cambio de botón - Normal]
por Invitado Mar Oct 06, 2015 2:34 am

» Oniric City [Afiliación élite] CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Miér Sep 30, 2015 10:39 pm

» Steam Clouds {Afiliación normal}
por Samuel García Miér Sep 30, 2015 2:28 am

» Bolsitas de sangre, ¡muchas bolsitas!
por Craigh Dimell Lun Sep 28, 2015 9:11 pm

» Reglas {Lectura obligatoria}
por Ayleen Von Vichtenstein Lun Sep 28, 2015 3:44 pm

» Observemos juntos al cielo [Priv. Mikhail Orlov]
por Zoe Grayson Lun Sep 28, 2015 5:29 am


Gungnir's ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No diagnosticado
Mensajes :
17

Ver perfil de usuario

Mensaje por Azure Gungnir el Vie Ago 07, 2015 1:31 am

Azure Gungnir
Azure Gungnir
20
Voluntarios
Antisocial/Otros
No especificado
Bisexual
Robin Soloviev
D E S C R I P C I Ó N ✝ P S I C O L Ó G I C A

¿Cómo describir a esta pelirroja? No es alguien descontrolada, ni siquiera está registrada en el hospital como una enferma, pero esto no significa que esté sana. Creció como una joven huérfana, sin la tutela de unos padres que le orientaran, solo con aquella crueldad y dulce falsedad que desde niña le acogió.

Sea como sea, Azure es un poco difícil de explicar, pero para simplificar las cosas se puede decir que padece de un trastorno que, por algún motivo, nadie ha decidido tratar. El trastorno de personalidad antisocial es lo que describe a esta joven de futuro brillante. No es una asesina, tampoco una criminal, no ha llegado a estos extremos, o cuando menos no los ha evidenciado. En el exterior, puede verse como alguien normal, en especial carismática y encantadora. Siempre voluntaria a ayudar. Tendiendo una mano a los voluntarios, mostrando una hermosa sonrisa a los trabajadores, lavando las prendas de los enfermos sin rechistar… ¿Quién podría pensar que algo anda mal en esta joven? Claro, de vez en cuando nunca ha de faltar una que otra sonrisa y linda actuación para librarse de sus responsabilidades, así como tampoco agraviará que, alguna que otra vez, se tome el descaro de “seducir” a uno que otro joven para que realice lo suyo.

Es una adulta joven que actúa a su conveniencia. Una señorita que solo busca lo mejor para sí misma, pasando de alto las reglas estipuladas por la molesta sociedad, sin respetar los derechos ajenos, careciendo de la más mínima posibilidad de comprender esto. Incapaz de adaptarse a las normas establecidas; actúa por impulso por lo que desea, lo que hasta la fecha no le ha ocasionado ningún problema proclamado, pero ¿Quién dijo que esto pude no cambiar?

Podríamos describir a Gungnir como una inepta en lo que respecta los sentimientos. No puede sentir culpa, mucho menos remordimiento. Carece de ellos así como del más mínimo interés por comprenderlos. Desde luego, esto es algo que le ha permitido aprovecharse de las personas que le rodean, mejor dicho ¡Facilita todo el proceso! Cosa de la que ella no se percata, pues ni siquiera lo ha considerado ante su falta de conocimiento en el área. Ve las lágrimas y las risas como un arma más a su favor, lo que la proclama como una actriz por excelencia, capaz de personificar a más de un “personaje”, desde una Azure linda hasta una Azure en sufrimiento.

No importa lo que sea que necesite realizar, esta pelirroja con egoísmo siempre actuará.
El mismo trastorno la ha de llevar a explotar de vez en cuando, a actuar impulsivamente cuando algo le ha de desagradar en demasía, o en su defecto, si su cometido no se vio realizado. Detesta que le lleven la contraria, porque si esto ha de suceder, si la persona en cuestión ataca sus ideales o sí simplemente no comparten un pensamiento, la pelirroja responderá. La ira, molestia, aquel estúpido sentir que hace su cuerpo arder es una sensación que no soporta sin importar que. Cuando se trata de esto, es la única ocasión en la que se muestra incapaz de pensar antes de actuar. Ha sucedido con voluntarios, incluso enfermos, pero nunca con trabajadores, aquellos hombres y aquellas mujeres con quienes debe mantener una importante imagen. Hasta para eso tiene suerte la cabrona…; puede hacer rabietas, incluso un berrinche temporal, pero este nunca ha de durar. Tales sentimientos, aunque sinceros, inmediatamente se han de esfumar.

Resulta bastante posesiva con lo que son sus cosas, no soporta compartir. Es una palabra que no existe en su vocabulario. Puede inventar pretextos, dar una suave mentira y regalar una hermosa sonrisa, pero nunca otorgará ni por un segundo algo que le pertenece.
Disfruta de la soledad, en especial si acaba de tratar con algún miembro de la molesta sociedad —cosa de todos los días, así que ya te has de imaginar—. Lo único que soporta y que incluso disfruta, es estar en la cama de un hombre deleitándose ante un momento de intimidad ¿y por qué no olvidar un detalle que tan importante es? Una que otra chica nunca le viene mal. Pareciera ser que es tal su necesidad por huir de las normas establecidas por el sistema que, esta joven, en un secreto a gritos se declara bisexual.  

No obstante, hay que hacer realce y se debe repetir que no es alguien con un historial manchado, aun cuando de niña pudo cometer algún asesinato contra inofensivos animales, jamás ha tocado a un humano. Está controlada, escondida entre la sociedad como una más del montón. Mintiendo siempre, viviendo de los engaños que parecieran ser su pan de cada día, haciéndose pasar por esa joven linda que solo busca estudiar medicina. No por nada se le proporcionó la oportunidad...

D E S C R I P C I Ó N ✝ F Í S I C A

Azure es una chica atractiva. Tal vez no tiene curvas voluptuosas, ni glúteos gigantes, mucho menos unos pechos colosales, pero es bastante linda. Una belleza muy sencilla pero que suele destacar entre las demás. Poseedora de una piel pálida debido a su anemia y una intensa cabellera de hebras rojas; corte largo y sin duda descuidado que muy raras veces arregla. Es alguien que, puede parecer ausente, en especial por su mirada, que aunque muy bella es, poco expresiva se muestra. Resulta curioso, pues solo aquellos que son sentimentales podrán notar la carencia de sentimientos —por decirlo de una manera—, de no ser así, es más sencillo que caigas ante su vacía mirada. Incapaz de transmitir verdaderos sentimientos, pero como siempre, actuando sin remordimiento. No implica que no pueda engañar de verdad, es solo que no con todos ha de funcionar. Los ojos de la joven tienen un color hipnotizador, son pocos los que se niegan a voltear a ver el tono peridoto que se presenta en sus ojos, ese intenso verde que adorna sus bellas orbes ¿Y qué se puede decir si se auna su cabello en llamas? Es imposible ignorarla.

Dueña de unas finas facciones y de unas cejas que igualan el prendido tono, realizando un peculiar contraste con todo. Podría decirse que tiene un rostro promedio, sin ser cachetona pero tampoco careciendo de estos. Incluso pequeño, con un mentón curioso, acompañándose de las características pecas que adornan a todo pelirrojo.

Tiene cuerpo esbelto, bien proporcionado para su edad, ni mucho ni poco. De estatura promedio. Suele ostentar prendas bastante simplonas, pero siempre manteniendo un estilo único, portando todo aquello que le acomoda. Prefiere los pantalones y las bermudas sobre las faldas, pero esto no implica que no las use. Es raro verle con una camiseta de manga corta, le encanta usar prendas superiores que incluso cubran hasta la palma de su mano. Prefiere aquellas con diseños de cuadros, yéndose siempre por tonos oscuros. De vez en cuando y como accesorio, usa unos guantes en sus manos que dejan sus dedos al descubierto.

Cuando está sola o incluso en confianza, es común que solo emplee un sostén deportivo, pues son las que más le hacen sentir cómoda. En su defecto, un top cualquiera. Dependiendo del clima del día, usaría un pantalón o incluso un short bastante corto. Los que la han visto así es un grupo pequeño que, de forma sencilla, podría reducirse en sus ocasionales parejas sexuales.

H I S T O R I A

La vida de Azure no tiene nada de extraordinario de alguna manera, porque aun cuando pasó por mucho sufrimiento, su historia no se comparaba a la de los enfermos que residen en ese hospital. Sea como sea, una vida es una vida, y la de la pelirroja se ha de contar.

Nació un tres de agosto bajo la cuna de una familia de clase media. No tenían ni mucho ni poco. Una familia de buenos recursos que de vez en cuando podía tomarse algunos lujos. Fue la segunda hija del matrimonio de dos noruegos que con esperanzas de buscar una mejor vida se mudaron a Roma, pero como cualquier familia, tuvieron sus problemas. Desde pequeña, Azure recuerda el explosivo carácter de su padre, un hecho que fue el detonante de los futuros problemas. La pelirroja notó que su madre siempre se mostraba amorosa y compasiva ante el “ogro”, como ella llamaba a su progenitor. No había una violencia evidenciada entre la pareja hasta que la más joven de los Gungnir cumplió los cinco años de edad, etapa en la que todo cambió. La monotonía entre sus padres acabó por afectar la relación que incluso tenían con sus dos hijos, evidenciado peleas en voz alta, gritos, y muchas cosas más que, de no ser por el paso del tiempo, la joven no hubiera podido comprender; con lo pequeña que era, Azure resultaba incapaz de enlazar todos los problemas de su casa. No podía comprender el motivo por el que su padre, después de un tiempo, comenzaba a llegar mediante tambaleos a su carro, el porqué su madre de vez en cuando lloraba, o el motivo por el que su hermano contra su padre a puños se aventaba.

No puede decir que fue un suceso traumatizante, es como si de alguna manera su memoria hubiera borrado aquellos recuerdos, pero no cabe duda que dichos sucesos aportaron a su trastorno actual. Al final, resultaba que el padre estaba en un amorío porque ya nada era lo mismo y pff… ¿Realmente es necesario entrar en detalles? Todo lo que la huérfana recuerda lo ve como una historia patética, cliché y sin chiste que ni como autobiografía le podría funcionar. El punto es que su progenitora —manera de dirigirse en su mente hacia sus padres— acabó por declararle el divorcio de una u otra forma. Ya no quería soportar más de aquella deplorable situación, así que, huyendo de sus responsabilidades, ella se marchó del hogar en el que con tanto afecto llegó a depositar sus sueños, sin siquiera preocuparse por terceros. Tal y como era de esperarse, el padre, destrozado, continuó con aquella empezada adicción por el alcohol, profundizándola más y descuidando a sus dos hijos.

No tardó mucho para que el padre cayera más bajo. Todo el dolor y arrepentimiento, juntos, eran una bomba. Superaba lo que el pobre hombre podía soportar, así que, en un desesperado intento por dejarse llevar acabó cediendo ante la droga. Una situación que duró varios años, mínimo los suficientes como para llevar a sus propios hijos a la quiebra.

Durante aquel tiempo, el cambio de personalidad, o mejor dicho, el “crecimiento” de Azure se presentó. Pasó de ser una adorable e incluso amorosa hija a lo que es hoy en día. Es un sufrimiento que se niega a admitir, pero que sin duda sucedió y afectó a su niña del pasado. Llegó al punto de matar al conejito que su hermano mayor le había regalado por simple aburrimiento, porque a tan pequeña edad, ya necesitaba una estimulación externa. Culpó al perro del vecino por lo que había sucedido, la situación no pasó a mayores.

O cuando menos eso se pensaba. A partir de ese entonces, la joven, en aquel entonces una niña, comenzó a tener unos momentáneos ataques de ira. El hermano la defendía, pero al final siempre era lo mismo. Gritos e incluso golpes, toda una familia disfuncional. Hubo ocasiones en las que incluso el padre se vio en la necesidad de drogar a su propia hija con el fin de calmarla, plenamente harto de la situación. Fueron ataques de ira que en la actualidad no presentan —o no con tanta regularidad—.

Sin entrar en muchos detalles, los años pasaron y el papá terminó suicidándose. No quería más de aquella vida; sumido en las drogas decidió darle fin a sus miserias.

Lo demás es historia. Fue recibida en el “Casa Di Cura San Redentore” y alojada en el mismo como huérfana con la compañía de su hermano mayor que hoy en día es un trabajador, recibiendo apoyo educativo, apuntando a ser una trabajadora de ese lugar.





"Cualquier lugar será mejor que aquí. Cualquier tiempo será mejor que ahora."

Volver arriba Ir abajo

No diagnosticado
Mensajes :
55

Ver perfil de usuario

http://too-much-for-us.activosforos.com

Mensaje por Giovanni Hannegan el Sáb Ago 15, 2015 6:38 pm

Ficha aceptada
Todo esta en orden, recuerda pasar por los registros correspondientes para oficialmente poder comenzar a rolear en el foro. Procedo a cerrar tu ficha.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.