Últimos temas
» ¿Olvidaste la puerta abierta?, grave error. [LIBREEEE]
por Mikhail Orlov Jue Oct 15, 2015 10:00 pm

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación Normal]
por Invitado Vie Oct 09, 2015 5:05 am

» Tan rojo como las llamas... [Priv. Azure Gungnir]
por Azure Gungnir Miér Oct 07, 2015 3:44 am

» ~Hayate School~ [Cambio de botón - Normal]
por Invitado Mar Oct 06, 2015 2:34 am

» Oniric City [Afiliación élite] CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Miér Sep 30, 2015 10:39 pm

» Steam Clouds {Afiliación normal}
por Samuel García Miér Sep 30, 2015 2:28 am

» Bolsitas de sangre, ¡muchas bolsitas!
por Craigh Dimell Lun Sep 28, 2015 9:11 pm

» Reglas {Lectura obligatoria}
por Ayleen Von Vichtenstein Lun Sep 28, 2015 3:44 pm

» Observemos juntos al cielo [Priv. Mikhail Orlov]
por Zoe Grayson Lun Sep 28, 2015 5:29 am


Elliot Kirchner {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Controllati
Mensajes :
7

Ver perfil de usuario

http://too-much-for-us.activosforos.com/t36-elliot-kirchner-id

Mensaje por Elliot Kirchner el Sáb Ago 15, 2015 10:51 am

Elliot Kirchner
Elliot Kirchner
23 años
Enfermos
Personalidad psicopática
Controllati
Pansexual
Murasakibara Atsushi
D E S C R I P C I Ó N ✝ P S I C O L Ó G I C A

Una bestia de dos caras, una amable y despreocupada mientras que la otra, totalmente diferente es sumamente sádica. Su personalidad es difícil de explicar, pues, su comportamiento es cambiante según la situación en la que se encuentre. Generalmente es un hombre que mantiene la cabeza fría en todo momento, siendo esto una de sus armas secretas al momento de idear diferentes planes para cumplir con sus objetivos. Posee un intelecto un poco mayor al de una persona promedio, don que le permite resolver ecuaciones complicadas en un corto lapso de tiempo. Este hombre es una caja de sorpresas inagotables, cuando se piensa que se le está conociendo bien cambia el patrón de sus acciones para convertirse en alguien totalmente desconocido para las personas ajenas.

A primera vista puede parecer una persona tranquila, incluso algo tímida al ver aquella mirada perdida en sus ojos pero cuando comienza a interactuar esa imagen mental se disuelve y dará paso a un hombre sumamente inteligente que sabe muy bien lo que hace. Da una sensación de seguridad, típico de un líder pero en el fondo es una persona muy frágil, cosa que desea ocultar con todas sus fuerzas, odia el hecho de sentirse débil o inferior a los demás. Desea poder y fuerza, lo suficiente para poder encontrarse en la sima de todo.

Suele actuar de forma teatral en ciertas ocasiones, expresándose con frases de las novelas clásicas que solía leer en su adolescencia. Posee un gran odio hacia sus padres, lo que le provoca gran desagrado al recordar sus nombre, esto le causó mucho daño al principio, pues, ser traicionado por las personas en las que depositaste toda tu confianza no es algo alentador, pero a pesar de eso ha cambiado un poco debido a los últimos sucesos en su vida, ya no sería el mismo idiota que viviría para proteger todo lo que amaba, tan solo viviría para sí mismo y eso sería suficiente. De las decepciones se aprende, después de tanto dolor la apatía se vuelve amiga y ya nada importa en esta vida, simplemente ya nada tenía importancia más que la misma diversión que le pudiera sacar a las circunstancias a las que estaba atado.

Estudia los variados problemas de la mejor manera posible ya que siempre busca la forma de salir ileso de ellos y si es posible, salir ganando. Es bueno tomando decisiones y mintiendo, con el tiempo se convirtió en un mentiroso con talento. En pocas palabras es un ser peculiar que puede estar hablando normalmente con alguien pero si algo no le parece que está bien no dudará en decirlo con sus hirientes palabras sin importar lo que piensen de el pero todo esto no quiere decir que siempre sea rudo o irritante. También tiene su lado sarcástico, haciendo que los demás lleguen a molestarse un poco con esto pero que a su vez, lo usa para protegerse de las posibles agresiones verbales.

Normalmente se encuentra en un estado totalmente indiferente, donde parece ajeno a la realidad y sumamente despistado, pero, cuando algo le molesta cambia totalmente, pareciendo un demonio salido del mismo infierno. Volviéndose muy violento al punto de lastimar a alguien más o auto lesionarse para intentar tranquilizarse, esto lo hace ya que el dolor provoca otra respuesta a su cerebro y deja de lado el problema por un tiempo. Es amante del fuego, un pirómano que adora ver todo tipo de cosas arder, desde pequeños objetos hasta personas, observando como se calcinan lentamente.


D E S C R I P C I Ó N ✝ F Í S I C A

Lo que más llama la atención de este hombre es su considerable altura, midiendo alrededor de un 1,95 centímetros y pesando 70 kilogramos, su contextura es delgada pero manteniendo una musculatura marcada pero sin llegar al extremos desagradable; posee extremidades largas y tonificada que encajan perfectamente con su torso esbelto y espalda ancha, su piel es muy blanca y tersa al tacto pero posee unas cuantas cicatrices en varias zonas de su cuerpo, producto de diferentes peleas o de lesiones auto provocadas, también tiene un gran tatuaje de un zorro y unas llamas alrededor en la espalda. lo que simboliza su personalidad y el amor que tiene por el fuego . Por otro lado tenemos su cabello, un tono inusual lo decora pero aun así le sienta muy bien a su tono de piel ya que tienen cierto contraste; éste llega hasta la base de su cuello, teniendo muchos mechones desordenados que se esparcen por su frente y los deja caer delicadamente esta, claro, evitando obstruir su visión.

Sus ojos, del mismo tono de su cabello enmarcan una mirada triste y perdida la mayor parte del tiempo pero también es capaz de reflejar la ira de una bestia, aun así provoca mucha curiosidad a los demás. Posee una voz tranquila y serena, que demuestra mucha calma con cada palabra pero que aun así muestra su masculinidad a través de notas bastante graves. En general, su rostro puede llegar a ser muy delicado, pues sus facciones son delgadas y perfiladas pero sin dejar de lado lo varonil que puede llegar a ser.

No es lo que se consideraría "un chico encantador" pero tiene un atractivo particular que hace que las personas se lleguen a sentir atraídas por él, quizás se debe al extraño color de su cabello. Gusta de llevar prendas cómodas, es bastante despreocupado y no considera lógico perder tiempo buscando que debe ponerse. Tiene una pulsera que posee una pequeña cruz, si bien no cree en ningún Dios la lleva consigo como único recuerdo de sus padres. Aunque diga que los odia, simplemente no puede deshacerse de ese objeto.


E X T R A

♠ Gustos:
— Los dulces
— El café
— Estar en tranquilidad
— El fuego

♠ Disgustos:
— Los niños
— Estar en lugares altos
— Lo ruidos molestos
— Las cosas saladas

♠ Otros:
— Siente un odio hacia sus progenitores, por su padre por haber matado a la mujer que le brindó la vida y a su madre por ser débil y haberse dejado matar, es un pensamiento bastante ilógico pero complejo a su vez.

— Comenzó a padecer tripofobia cuando era un niño, realmente odiaba las figuras y aun más si se hallaban en demasiadas cantidades.

— A asesinado un par de veces más, solo que debido a que sus planes han salido bien no fue capturado por la policía ni dejó evidencias con las cuales pudieran acusarlo.

— Es bueno en los deportes, le gusta estar en actividad física.


H I S T O R I A

Una vida que en un principio era buena y animada, recibiendo el calor de un hogar y de una familia que aparentemente lo querían mucho. Elliot vino al mundo ocho de diciembre, sus progenitores habían ansiado la llegada del tan esperado niño pero con el tiempo se percató de que aquello no era más que una simple farsa por su parte. A medida que iba creciendo era complacido en todos sus caprichos como hijo único pero a su vez, el trato para nada amoroso de sus padres le hacía tener pequeños choques mentales. Ellos consideraban que el dinero y los juguetes traerían la felicidad de su niño pero le hacía falta el amor fraternal.

Ya siendo un adolescente se acostumbró a eso, creyéndolo normal en todo sentido, incluso ver como su padre lastimaba gravemente a su madre, para él eso solo era un juego de adultos... ¿O tal vez no?. Su progenitor se dedicaba a trabajar y con la excusa de llegar cansado se relajaba con varias botellas del mejor licor, haciendo que en ocasiones perdiera el control de sus sentidos y atacara a su esposa e hijos, claro, luego arrepintiéndose de esto pero ello solo dejaba al joven Elliot con la enseñanza de que si pedía disculpas por sus problemas estos se resolverían en un abrir y cerrar de ojos.

Alrededor de los dieciséis se dio cuenta de que sentía gran obsesión por el fuego, mirarlo y ser el causante de este le causaba gran atracción, por ese motivo cuando nadie lo observaba se dedicaba a quemar pequeños objetos como cajas o juguetes viejos. Gozaba de dar un vistazo a ese espectáculo. En el fondo sabía que era algo raro pero simplemente ignoraba su subconsciente y continuaba tranquilamente con sus juegos de pirómano, de alguna forma aquello lograba despejar de su mente los problemas que sucedían en casa.

Aun continuando en el mismo hogar con sus padres, la situación no hacía más que empeorar. Ahora Elliot tenía dieciocho años, y las cosas se estaban saliendo de control. Una vez mientras dormía escuchó unos gritos provenientes de la habitación de sus mayores, cuando entró rápidamente en ella pudo divisar a su querido padre asesinando a la mujer que le dio a luz, clavándole un cuchillo en su ojo izquierdo tras luego sacarlo e incrustarlo en su pecho, una horrible escena en verdad. El joven, entró en crisis y ayudó a revivir a su madre, cosa totalmente imposible y que solo logró llenar sus manos de sangre. Por otro lado, su padre se reía por la situación, al parecer no podía negar el hecho de que había estado consumiendo diferentes drogas y que en ese momento se encontraba bajo sus efectos pero aun así fue claro con sus palabras — Si llamas a la policía puede que te arresten también. Mírate, cubierto de sangre y como único sospechoso, además... ¡Ya eres un adulto!, te meterán a la cárcel —. Elliot no pudo hacer nada más que huir de esa situación y llegar por sus propios medios a otra ciudad, siendo posible con el poco dinero que tenía ahorrado.

El dolor de haber dejado atrás a su madre le afectó en gran manera, tan solo hacía que los problemas en su cabeza aumentara cada vez más. Finalmente llegó a Roma donde pudo tener una vida "normal" pero sin poder olvidar lo sucedido, cada vez que los recuerdos de esa noche llegaban a su cabeza el entraba en un estado de suma inestabilidad y comenzaba a incendiar objetos con la intención de tranquilizarse.

Así pasaron un par de años, todo se volvía el mismo caos sin salida y que solo traía amargos recuerdos pero luego eso quedó en el pasado, ahora solo se preocupaba por sobrevivir y buscar diversión, una que iba más allá de quemar cosas y verlas calcinarse. Ahora necesitaba más, deseaba ir a buscar a ese imbécil que asesinó a su madre y hacerlo pagar mil veces por su crimen pero por ahora se dedicaría a crear el plan mas doloroso para su muerte, y así, reunir pistas sobre los posibles lugares en los que podría encontrarse, no sería fácil pero debía lograrlo.

Con veintidós años logró su cometido, volvió su ciudad natal a encontrarse con su padre y lo hizo arder. No podría evitar sonreír al ver su cuerpo en llamas junto a la casa que tantas imágenes le traían a la cabeza. Tras regresar a Roma nuevamente se sentía aliviado, como si sus problemas se hubieran solucionado. Las personas vecinas consideraban a Elliot una persona rara, siempre parecía enfermo a sus ojos pues, lucía pálido y cansado en ocasiones. Un años después, se sentía algo vacío, ya quemar no era suficiente y deseaba algo más que eso, ahora quería jugar con las personas y manipularlas a su voluntad, quería experimentar el mismo sentimiento de superioridad que su progenitor sentía al ridiculizar a su madre y a él.

No tardó mucho en intentar conquistar a una jovencita, esta de verdad lo apreciaba y él comenzaba a tener sentimientos por ella, incluso, su vida pudo haber cambiado en ese momento, pero pasado un tiempo todo acabó, la mujer se aterrorizó al verlo quemar un libre mientras que su rostro se reflejaba la mirada de un psicópata. Sin pensarlo demasiado llamó al San Redentore, un hospital psiquiátrico que seguramente lo ayudarían a sanarlo. Una vez dentro, se percataron de que su estado era bastante alto y era considerado como alguien un tanto peligroso.






"Cualquier lugar será mejor que aquí. Cualquier tiempo será mejor que ahora."

Volver arriba Ir abajo

No diagnosticado
Mensajes :
17

Ver perfil de usuario

Mensaje por Azure Gungnir el Sáb Ago 15, 2015 8:36 pm

Ficha aceptada
Todo esta en orden, recuerda pasar por los registros correspondientes para oficialmente poder comenzar a rolear en el foro. Procedo a cerrar tu ficha.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.