Últimos temas
» ¿Olvidaste la puerta abierta?, grave error. [LIBREEEE]
por Mikhail Orlov Jue Oct 15, 2015 10:00 pm

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación Normal]
por Invitado Vie Oct 09, 2015 5:05 am

» Tan rojo como las llamas... [Priv. Azure Gungnir]
por Azure Gungnir Miér Oct 07, 2015 3:44 am

» ~Hayate School~ [Cambio de botón - Normal]
por Invitado Mar Oct 06, 2015 2:34 am

» Oniric City [Afiliación élite] CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Miér Sep 30, 2015 10:39 pm

» Steam Clouds {Afiliación normal}
por Samuel García Miér Sep 30, 2015 2:28 am

» Bolsitas de sangre, ¡muchas bolsitas!
por Craigh Dimell Lun Sep 28, 2015 9:11 pm

» Reglas {Lectura obligatoria}
por Ayleen Von Vichtenstein Lun Sep 28, 2015 3:44 pm

» Observemos juntos al cielo [Priv. Mikhail Orlov]
por Zoe Grayson Lun Sep 28, 2015 5:29 am


—He's afraid in the darkness. [ Krzysztof ID ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invitado


Mensaje por Invitado el Dom Ago 16, 2015 10:07 pm

Krzysztof Vanderburgh
Krzysztof Vanderburgh
Veintitrés
Enfermos
Tras. identidad disociativo
Controllati
Pansexual
Ruki Mukami
D E S C R I P C I Ó N ✝ P S I C O L Ó G I C A


La personalidad del azabache podría describirse de una forma bastante difícil pero se puede explicar muy resumido y en pocas palabras palabras: Un completo psicópata indiferente en el fondo. Pero eso no es lo que presenta el chico a primera instancia, ni lo que uno pensaría de ver a el joven de lejos, si uno se pusiera a indagar más dentro de él si es que le caes bien o eres lo suficiente cercano, se toparía con que el bondadoso y siempre eternamente cariñoso Krzysztof no es la única faceta del joven, por eso, uno dice que nunca se juzgue a un libro por la portada, aunque en el caso de este chico se hiciese todo el tiempo debido a sus trastornos. Sería muy complejo explicar cada parte de la psicología de él, pues la deficiencia que posee hace que le sea imposible distinguir entre el bien y el mal, simplemente, no puede evitar ser como es.

La mayoría de las veces, suele mostrarse como un chico que se toma las cosas enserio, aunque vive por vivir, no tiene una razón en específico, aunque pretende y trata de disfrutar de todo aquello que lo rodea, aunque sea solo un poco siempre con elegancia. Algo que podría deducirse en él, es su gusto por la violencia y el frenesí incontrolable por el caos y el descontrol, es un ser bastante sanguinario aunque esto último lo oculta en la mayoría de veces con una sonrisa y apariencia amable, aunque puede aparecer cuando tenga brotes psicóticos, tiene gustos por el el sadismo y podría decirse que su paciencia, aunque grande, no es infinita, así que el enfado es de lo que muchos temerán de él, ilusos quienes piensen esto, pues es pasivo, y su demencia llega cuando uno menos se lo imaginaría.

Desde joven, Krzysztof, fue todo un caballero y era tratado como todo un varón, pues claro, creció entre la gente indicada en la época indicada, más un evento trágico lo llevo a descarriarse y darle un futuro errático, y por ende, tuvo que fortalecerse día a día, si quería vivir aunque fuese solo un único respiro más. Así que la historia de este chico siempre lo impulsó a ir un paso adelante, le dio una mentalidad muy abierta, sumamente ágil y madura, capaz de enfrentarse a cualquier desafío que se le pusiera enfrente.

A el chico le encanta estar en completa tranquilidad, por eso una de sus actividades favoritas es la lectura, es un ávido gusano de los libros, y no le molesta que otras personas que comparten sus mismos gustos por la lectura le acompañen en esta, al contrario, puede sentir algo similar o cercano a la empatía. Disfruta más el frío que el calor, pues su cuerpo helado y muerto sigue siéndolo, relajando sus músculos y destensándolo.

Muchos dirán que es un chico amoroso, lleno del romance que esto lo hace el amante perfecto, pero no podrían estar en lo más erróneo, su psicología es un tema complicado, y por ende, para entablar una relación con él, se debe de pasar por mucho. Más hasta eso, sociable..., y, eso sí que no es un secreto; gusta mucho de la compañía de cualquier tipo de persona, la aventura, el vivir y el romance, no lo negará, pues aunque juró no volver a enamorarse tras los desafortunados incidentes que lo llevaron a tan extremos bordes, es inevitable sacarle la vuelta a algo tan natural como la'mour. Quien pueda y quiera conquistar el corazón de el muchacho, está en toda su libertad de hacerlo, a pesar de ser un psicópata y casi desalmado en el fondo, puede que esté dispuesto a querer, al menos tanto o más allá de darle un simple momento de intimidad a alguien, a alguien quizás igual que él. Podría incluso llegar a amar a esa persona que le brinde su apoyo, le entienda, le dé sus momentos de paz, y sobre todo, le soporte en sus malos momentos, le tienda su mano sin temor alguno, y además, quien sepa calmar sus deseos carnales, y pueda soportar con toda la locura que el carga consigo encima, pero algo debe estar claro, es muy indiferenciado con todo hacia el amor, pues no le interesa.

Krzysztof suele ser bastante buen amigo y apoyo, como cualquier otra persona, tiene su lado pervertido, el cual suele resultar desastroso si llega a aparecer en momentos de otras de las personalidades, así que un buen consejo para cualquiera que conociese al chico podría decir que un truco bueno para llevarse con él es mantenerlo a gusto. Aunque en el fondo es un agujero llena de oscuridad, tristeza y odio.

Por otro este hombre que pareciera ser un sirviente salvaje tiene un lado más “sensible” por así decirlo, fuera del trabajo también se da el tiempo de sonreír y andar como cualquier otro ciudadano, puede ser amable y muy contadas veces detallista a la persona que le deba fidelidad, alguien caballeroso y todo una persona de palabra ante la persona necesite su ayuda, aunque una verdadera forma despreocupada, no será de las personas que rogara aunque sepa que él tiene la culpa, pues esto no le interesa. Es una persona despreocupada, su vocabulario no es algo de lo que presuma mucho, ya que prefiere usar uno más cotidiano, aunque si de ponerse serio se pasa podrá hablar de forma más elegantemente fluida.

Persona con demasiado rencor en su corazón hasta con él mismo, volando alto en sus grandes sueños los cuales poco a poco se iban configurando en su pecho de nombre. Tiene un gran habilidad en matanza y mutilación —aunque no sea consciente de ello, pues él no ha ejercido de ello sino sus otras yo— al igual que gran habilidad de pelea puesto que sus otras personalidades han sido capaces de asesinar innumerables personas, pero que nunca le pidan nada, que nunca lo presionen ya que es ahí donde la patria seria girada contra quien le moleste, así que es mejor que esperen a que él ofrezca su ayuda por sí solo, un líder algo extraño, en donde quien lo siguiera tenía que ser invitado por el mismo, ofreciéndole su ayuda.

Es ambicioso y no es de los que gusta de llamar la atención, normalmente siempre es el centro de atención en muchas situaciones. Se puede decir que sea alguien que posee de la inteligencia —puesto que es superdotado y posee de memoria fotográfica—, se percatará si alguien intenta engañarlo de la forma que sea. Nunca trata de ocultar su forma de ser, a menos que lo necesite para tener a alguna persona para entretenerse, en todo caso, es excesivamente inteligente.

No ha tenido un buen modelo familiar que seguir después de lo sucedido. Es por esto que se comporta de forma tan catastrófica sin importar lo que pueda pensar la gente que le rodea, sin control sobre sus actos y con el único objetivo egoísta de satisfacerse a sí mismo. No soporta que le den órdenes y no atenderá a razones con nadie, hará lo que él quiera porque siempre ha sido así, él es el que manda.

Krzysztof en esta faceta es un joven que no está muy bien de la cabeza, adora meterse en peleas y torturar hasta la muerte a otras personas dándole igual que le vean o  recibir golpes, simplemente se lo pasa bomba con ello, en otras palabras, es el fondo de rencor de este chico. Puede atacarte en cualquier momento porque sí, estar caminando tranquilo por el pasillo y que se le vaya la pinza de manera que va a por el primero que tenga cerca. Sin embargo no siempre está con las manos ensangrentadas, es muy tranquilo, no le corre prisa por nada; serio y borde, de su boca lo único que salen son órdenes o frases humillantes; sus contestaciones son siempre con tonos bordes o indiferentes y agregando algún que otra amenaza. Generalmente muestra una expresión de indiferencia  y cuando no, sonríe/ríe como un loco psicópata, momento en el que se le va la pinza... Cualquier objeto le sirve como arma: sus puños, un bolígrafo, una silla, un cristal roto, un bordillo en el que estampar una cabeza, etc. No atiende a razones, le gusta ir a sus anchas y que no le molesten, si alguien le molestara o diera un golpe aun siendo sin querer, se liará a puñetazos con esa persona.

Es impulsivo y arrogante, directo y socarrón. No se anda con rodeos, cuando quiere algo lo debe conseguir a toda costa, aunque tenga que pisotear a quienes se interpongan en su camino. Sarcástico y fanfarrón cuando trata con personas autoritarias como trabajadores o voluntarios; En general, un lobo en piel de oveja para cualquiera que se lo encuentre.

Se irrita con gran facilidad y no es de los que avisan antes de descargar su ira entonces imagínate con personalidad borderline; tiene experiencia suficiente en peleas y no le importa golpear o ser golpeado. Siempre busca nuevas experiencias con las que poder entretenerse, a pesar de esto, intenta tener el máximo control sobre la situación, teniendo preferencia a utilizar la fuerza para lograrlo.

Y la peor personalidad que posee es una en el que sus ojos dan miedo, con únicamente mirarlo no podrás escapar de nuevo. Frío, calculador, cruel, algo apático, desagradecido, rebelde, celoso, orgulloso, imprevisible, rencoroso, vengativo... Sí, el odio reina en él, pero todo tiene una causa, o no... Se muestra indiferente con casi cualquier tema e incluso cuando algo le interesa, sigue sin mostrarlo. Listo pero no inteligente, sabe cómo salir de los líos en los que se mete, aunque los busque él, y suele salir airoso. Solitario o con malas compañías, no ha llegado a conocer a nadie que se muestre amable con él, ya que siempre le han tenido miedo, cuando aquella personalidad sale a la luz con las pocas veces que pasa hace falta bastante esfuerzo para mandarlo a alguna sala de vigilancia o encerrarlo en su habitación.

A pesar de su forma de ser, no es serio, se toma las cosas sin seriedad. Aunque, después de todo, lo que más llama la atención de él es su risa, fría, cruel, sádica, que además, él adora.

En definitiva, es una mala influencia, aunque poco le interesan lo que hablen o piensen de él, lo que no significa que si oye a alguien murmurando, no vaya a darle una pequeña paliza.

Es directo y franco, experto en mentiras. De pocas palabras y poco conversador. Resumiendo un poco: es bastante difícil de tratar o estar a su lado, pero si lo consigues se volverá sumamente protector con esa persona, hasta el punto de poner su cuerpo ante una bala con tal de salvarlo... Así pues, aunque consigas que te tenga aprecio, no te salvarías de sus facetas —que muchas de ellas están infectadas de la locura— incapaces de mantener en cualquier periodo de tiempo. Además, únicamente conoce una de las tres facetas que es capaz de adquirir debido a la amnesia causada por su trastorno, cosa que le daría un pase a la jaula de los leones pero por ahora deberá asistir a terapias.

D E S C R I P C I Ó N ✝ F Í S I C A



De cabello corto, con reflejos azabache azulado tenues con finalidades blanquecinas, su estilo de cabello o corte, es bastante sencillo, corto con algunos mechones que caen por su rostro y parte de sus orejas, bastante rizado y "ordenado", al menos para él, es el estilo de cabello perfecto. En general, lo mantiene muy corto pues se queja permanentemente de su extraordinariamente pésima visión y, sumar a eso molestos mechones que se atraviesan y mueven de un lado a otro, no es algo muy agradable. Sus orbes son de color gris brillante, con un toque de azul en ocasiones, quizás mas predominante ese último, afilados y no muy grandes. Una mirada perdida en el vacío de sus pensamiento pero que puede cambiar de un momento a otro, refleja seguridad totalidad pero siempre puede cambiar a rencor, vacío, odio, indefenso... También lleva una gargantilla negra —que siempre lleva— además de tres piercings en su oreja derecha.

Utiliza esa mirada inquebrantable y prepotente para esconder todo lo que siente y lo que realmente piensa, a pesar de ser alguien bastante alegre su rostro siempre está en un estado neutral. Mide al rededor de 1,85 cm, no es alguien realmente alto pero se encuentra encima del promedio. Su contextura física es delgada aunque bien ejercitada, de tez blanca, rozando lo pálido como la porcelana y muchas veces tétrico.

Sus brazos son bastante largos y no muy delgados por lo que puede ejercer bastante fuerza sin muchos problemas. Su físico no causa temor alguno pero no es alguien con quien quisieras meterte y claramente, posee de abdominales, no muy marcados pero si visibles. Suele vestir de todas las formas posibles pero si hay algo que adora es utilizar chaquetas y colores oscuros. Su calzado es algo que jamás cambia, ya sea con un traje, siempre se podrán ver un par de zapatillas negras en sus pies.



E X T R A.

Gustos:— Leer libros de todo tipo.
—El cholocate.
— Beber té o alguna bebida caliente mientras está en momentos de relajación
— Observar sangre ajena.
— La lluvia de todo tipo.
— Los días nublados.
— La noche.
— Los videojuegos.
— Ver películas de terror.
— La oscuridad.
— El mar.
— Salirse con la suya en los peores momentos.
— Estar solo.
— La sopa.
— Hacer rompecabezas.
— El sadismo o masoquismo.
— El café de cualquier tipo.

Disgustos: — El fuego, sobretodo.
— Mostrar su lado sensible a la gente.
— Que hablen mal de él.
— La gente débil y manipulable.
— Los días soleados, odia el sol.
— Tiempos cálidos, odia el calor.
— Llorar, le hace sentirse débil.
— Tener insomnio.
— Cosas picantes, en exceso.
— Estar con mucha gente.
— Bebidas muy condimentadas.
— Que pregunten de su pasado.
— Que sus otras personalidades aparezcan en los momentos menos oportunos.
— Gente hipócrita y que además sean excesivamente curiosos.

Otros: — También sufre de personalidad borderline y sadismo, aunque este último no se ha detectado puesto que no ha ejercido nada que lo provoque, tampoco se ha desarrollado por completo y por lo tanto no está en lo que llaman "jaula de leones".
— Padece de pirofobia severa debido a su trágico pasado.
— Es muy perezoso en ocasiones por lo que cuando dice que no hará nada es que no lo hará por nada en el mundo.
— Ha asesinado a un total de veinticinco personas.
— Antes tocaba el piano.
— Nunca ha pensado que acabaría en un lugar como el que está ahora.
— Una cosa mala de él es el rencor, siempre en el fondo de él habrá rencor por dicha persona.
— Sabe los distintos idiomas de noruego, polaco, inglés e italiano.
— Es diestro.
— Es experto en cocina de platos caseros y simples a difíciles pasteles cargados de azúcar.
— Sabe equitación.
— Nunca ha enseñado sus cicatrices en la espalda a nadie y ni querrá.
— A veces no es de su agrado la compañia de la mujeres debido a su madre.


H I S T O R I A

La vida de Krzysztof no es que haya sido de la mejor pero tampoco de la peor, siempre hay peores historias detrás de todo y nunca se puede asegurar de algo. Bueno, como siempre, todo comenzó con una mujer, una mujer de cabellos oscuros y unos ojos azules como el cielo y tan brillante como el mar, se estaba arrastrando como una vagabunda por la calle en busca de cobijo alguno cosa que no conseguiría, ya lo tenía claro desde hace un buen tiempo, no tenía lugar en este mundo tan desastroso como el que vivía, desde que su familia se separó en dos, Attia, se llamaba la muchacha comenzó a trabajar por sus medios por la calle como prostituta, cayó de manera lamentable, siendo sinceros.

Lo que no saltaba a la vista era que entre sus brazos helados había un bebé entre sabanas intentando mantener el calor dejando a la mujer con solo un abrigo de lana y un vestido sucio de color negro. Sabía que la hipotermia llegaría pronto, cuando menos se lo espere, haría lo que ella misma debió hacer hace tiempo atrás.

Desesperación y frío.

Eso era lo que sentía en aquel momento, intentó buscar a alguna persona que pudiese encargarse de su hijo, Krzysztof, pero las calles estaban literalmente y completamente desiertas, sólo cubiertas por un manto de nieve claro al igual que sus cabellos había varios copos de nieves. Había nacido en un duro día

Sólo tenía un objetivo, entregarle el bebé a Louis, el padre. El se negaba a cuidar de la criatura que creció en Attia, pues estaba comprometido con otra mujer y por eso  no quería causar problemas su matrimonio nuevo aparte de que mancharía su nombre como de la nobleza, pero con la insistencia logró convencer a Louis de que lo cuidase con alguna excusa.

Llegó a duras penas a la puerta de la gran casa que tenía Louis y dio varios toques a la puerta para luego retirarse así sin más, y así pereció, de un gran dolor en el corazón al dejar al bebé en manos de su padre sin siquiera ella poder haberle dicho algo, pues estaba más preocupada en que Krzysztof no acabase igual que ella, muerta de frío literalmente. Ella murió, sí.

El padre lo acogió con la excusa a la prometida que en unos días se casarían de que es el hijo de un familiar que ha fallecido y no había quién cuidar de la pequeña criaturita y el se ofreció voluntario para darle lo necesario para formar una vida pacifica y sin problemas hasta el momento de poder independizarse. Según ella, Anna, se llamaba la futura madrastra, se lo tomó a “bien” o al menos eso parecía verse porque con un:

“Claro que lo cuidaremos, me encantan los niños.”

Se lo cree hasta una hormiga, ya verás que sí.

Krzysztof creció en un ambiente para ser un buen ejemplar en la nobleza, aprendió sobre la economía con extrema facilidad, puesto que muchos maestros lo llamaron un “niño dotado” cosa que no era muy frecuente al igual que en la actualidad, al igual, aprendió de todas las demás materias y supo todo lo que uno podría saber a base de estudiar a sus trece años, sí, sí, fue muy entretenido mientras duraba todo. También comenzó a desarrollar las ganas de investigar todo tipo de cosas; animales, insectos, seres humanos, enfermedades... De todo, por lo que se le implantó una biblioteca en una habitación conectada a su dormitorio y la verdad, es que pasaba más tiempo en la biblioteca que en su dormitorio durmiendo o leyendo.

Louis, su padre, comenzó a tenerle extremo cariño como si fuese lo más preciado para él, cosa que para Anna no le resultaba muy agradable, porque su esposo no le prestaba mucha atención, solo la suficiente que se necesitaba. Los celos florecían poco a poco y con muchísima fuerza en el interior de la mujer de mediana edad y claramente, descubrió de quién era hijo Krzysztof, ¿no decían que lo celos eran muy malos? Aquí se colocaría el típico cartel de que así es, te lleva a la perdición afectándote a ti mismo por igual, oh, que alma tan pecadora, oh, que alguien le salve del mal, eso diría la gente de aquella época.

Pero una grave tragedia sucedió a la familia Vandenburgh, el progenitor del azabache había sufrido un accidente de tráfico debido a que él y Krzysztof habían ido a la librería común de siempre para comprar más libros de la saga que estaba leyendo, le había cogido un hábito especial a leer historias thriller y fantasía. El conductor al no perder el control del volante chocó contra otro coche y sucedió lo catastrófico, lo bueno fue que el chico de diecinueve años había conseguido salir con vida con unas cuantas heridas superficiales, nada graves. Pero... Había perdido a su único familiar con vida, su padre, aquello le causó un trauma al autoculparse a sí mismo por el que había matado a su propio padre, se quedó en un estado de shock durante meses lo que hizo quedarse en coma en todo ese tiempo, cuando recuperó su razón de ser todo siguió de mal a peor.

Cuando llegó a casa su madrastra había eliminado aquella máscara de buena persona a su verdadera persona, alguien realmente enferma mental ya que hace unas semanas atrás había sido diagnosticada de psicosis, en resumidas cuentas, una loca. Y lo único que salía de su bocaza era insultar a Krzysztof culpándole de que había hecho morir a su esposo y cosas humillantes que nadie querría escuchar de alguien que le había tratado bien, y así comenzaron los días de vuelta en su casa para el ojigris, no había día en el que la mujer lo golpeaba y maltrataba físicamente como psicológicamente, por aquel entonces comenzó el desarrollo de ansiedad y depresión para luego pasar al trastorno de personalidad disociativo de la peor forma, quiso matar a su madrastra, con suerte logró volver en sí cuando casi le destrozaba la cara con una silla.

“¡E-Eres... Un demonio!”

Fue la única respuesta antes de que los sirvientes de la casa comenzaran a tomarse en serio la enfermedad de Anna, pues iba empeorando con el paso de los días, aunque nadie sabía sobre lo que le sucedía a Krzysztof bajo ningún momento porqué encerraron a la mujer en una habitación para no volver a verla fuera de control, estaba totalmente trastornada, la pobre, o no tan pobre.

Así pasaron dos años de paz para él, volvía a tener la vida de antes sólo que sin su madrastra y su difunto padre. Le resultaba doloroso el recordar todo lo que había pasado con tal rapidez.

Entonces un día cualquiera la casa fue incendiada, ¿accidentalmente o a propósito?

Pues fue obra de unos traficantes de esclavos y ladrones, escucharon que la casa Vandenburgh estaba cayéndose a pedacitos poco a poco, hubo muchos muertos, unos quince aproximadamente, entre ellos Anna, con el tiempo había perdido su capacidad de hablar y moverse por lo que simplemente le tocó la hora de morir con un cuerpo reducido a cenizas por completo. En el lado de Krzysztof, él comenzó a quemarse vivo, ¿sabías que la peor manera de morir era el morir quemado? Pues él lo sintió al rojo vivo con suerte sólo se quemó en pequeños lugares porque antes de que se diese cuenta fue secuestrado por el grupo de asaltantes.

Y así fue como llegó al mercado negro, hogar de traficantes, asesinos, ladrones y personas de tooo~odo tipo.

Su estancia allí no duró mucho, aunque recibió maltratos físicos de parte de todos de allí y así dejándole con cicatrices en su espalda, que quedaría como un pequeño tormento en su vida cada vez que lo viese. En ese lugar también tuvo lugar a una personalidad borderline lo que le hacía muchas veces parecerse a lo que llaman “bipolar” sólo que a él, le era el colmo del vaso puesto que tendría que lidiar con las otras dos personalidades que tienen, las dos cada vez peores.

Así fue como ambas personalidades asesinó a cada uno de las personas que había allí, cada una con distintas manera de matarles, se tomaba el tiempo para hacerlos sufrir torturándoles cada vez que podían las otras facetas porque Krzysztof no era consciente de que hacía aquello.

Ahorcándole, intoxicándole con insectos ingeridos, arrancarle extremidades... Todo capaz de un enfermo mental, con suerte, varias personas de San Redentore lo obligaron a fuerza bruta a llevarlo al psiquiátrico ya que uno de los últimos restantes llamó a agentes de dicho lugar para tratar con Krzysztof.

Y bueno, así fue como Krzysztof Vandenburgh acabó allí, en un lugar lleno de locos, igual que él.





"CUALQUIER LUGAR SERÁ MEJOR QUE AQUÍ. CUALQUIER TIEMPO SERÁ MEJOR QUE AHORA."

Volver arriba Ir abajo

Controllati
Mensajes :
42

Ver perfil de usuario

http://too-much-for-us.activosforos.com/t27-the-p-i-e-c-e-s-won-

Mensaje por Samuel García el Mar Ago 18, 2015 4:54 am

Ficha Rechazada
Buenas, Krzystof. Como verás... me tardé. Y no solo eso, te estoy rechazando la ficha. Lamento con sinceridad esto. Te daré el derecho a arrojarme un tomate (?) si corriges lo que aquí explicito:

Tu personalidad. Es el punto que menos logro comprender de toda tu ficha. Es, la verdad, así de simple. No soy capaz de comprender lo que estás escribiendo allí. Siento que es como una gran masa de palabras en conjunto, sin que pueda extraer un cuadro de personalidad de ello. Comprendo, los humanos no somos monofacéticos y eso lo habrás expresado bien. Pero, entre tantas cosas, como que es pervertido, algo sadista, puede actuar como caballero pero es impulsivo, se toma las cosas en serio, es incontrolable pero controlado... La cohesión y coherencia es tu problema. Es difícil entender de qué va tu chico.

Además, los trastornos que le has asignado son muy confusos. Comprendí que tiene una personalidad asesina, plenamente, únicamente destinada al odio y a las emociones negativas. ¿Y la otra? ¿Es que acaso habían más? Está poco esclarecido (quizá por la poca coherencia) cuáles son las otras personalidades que posea. Basado en estos dos puntos, mi recomendación es que, para cada personalidad que quieras para tu chico, expliques los principales sentimientos que lo abarcan (haciendo la distinción de que "sentimiento" es distinto a "emoción", pues la primera perdura en el tiempo), sus cuadros de comportamiento (cómo reaccionan ante la vida) y realizar algún contraste con las demás (en qué son similares, en qué son distintas).

Lo último. Trastorno de personalidad borderline. ¿Comprendiste bien a qué iba este cuadro de personalidad? Me permito dudar un poco de ello, pues en la personalidad queda poco claro cómo lo vive (otra vez, mejora la coherencia y quizá lo comprenda mejor), mas, incluso agregaste en la historia que, al desarrollar este trastorno, era como si fuera "bipolar". No, no, estás mezclando dos cosas distintas. Bipolaridad, aquí llamado psicosis maníaco-depresiva (por el año de ambientación de San Redentore) es algo muy distinto a la idea de ver todo en blanco y negro. No tienes períodos de éxtasis seguidos de depresión. Es una visión extremista de la realidad. Un ejemplo muy simple: Cuando a un borderline le dices "Necesito hablar contigo" sus primeros pensamientos serán "OH POR DIOS esta persona está a punto de confesar su eterno amor por mí O es posible que me hayan odiado todo este tiempo y ahora me escupan en la cara". Y no logro ver esto en Krzystof.

En forma sintetizada, mis peticiones para tu ficha son que: Mejores la cohesión y coherencia. ¿El punto anterior tiene relación con el siguiente? ¿Quedó claro cómo se relacionan? También: Si el trastorno de identidad disociativa va a ser su principal diagnóstico, profundiza en cada personalidad como lo hiciste en la última. Esta es odio, esta es indiferencia, esta es lujuria, por decir unos ejemplos. Y por último, si prefieres continuar con el trastorno de personalidad borderline, profundiza más en aquello en la descripción psicológica y no lo confundas con la bipolaridad.

Espero haya quedado todo claro. Cualquier consulta que necesites, estoy a un MP de distancia o puedes volver a postear aquí con tus dudas. Una vez corregido, me avisas en un post en este mismo tema y con gusto vuelvo a revisar todo. Mucha suerte Krzystof! Y de nuevo, lamento muchísimo la tardanza.


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.