Últimos temas
» ¿Olvidaste la puerta abierta?, grave error. [LIBREEEE]
por Mikhail Orlov Jue Oct 15, 2015 10:00 pm

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación Normal]
por Invitado Vie Oct 09, 2015 5:05 am

» Tan rojo como las llamas... [Priv. Azure Gungnir]
por Azure Gungnir Miér Oct 07, 2015 3:44 am

» ~Hayate School~ [Cambio de botón - Normal]
por Invitado Mar Oct 06, 2015 2:34 am

» Oniric City [Afiliación élite] CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Miér Sep 30, 2015 10:39 pm

» Steam Clouds {Afiliación normal}
por Samuel García Miér Sep 30, 2015 2:28 am

» Bolsitas de sangre, ¡muchas bolsitas!
por Craigh Dimell Lun Sep 28, 2015 9:11 pm

» Reglas {Lectura obligatoria}
por Ayleen Von Vichtenstein Lun Sep 28, 2015 3:44 pm

» Observemos juntos al cielo [Priv. Mikhail Orlov]
por Zoe Grayson Lun Sep 28, 2015 5:29 am


San Redentore {Historia}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No diagnosticado
Mensajes :
55

Ver perfil de usuario

http://too-much-for-us.activosforos.com

Mensaje por Giovanni Hannegan el Sáb Mar 28, 2015 5:55 am

too much for us;
San Redentore
Historia de San Redentore
"-¿Cuál es la tierra más estéril en todo el mundo?"
"-El Vaticano, porque en más de 2000 años solo ha dado 265 papas."

No digo chistes malos por nada, señoras y señores, que debes conocer esta historia tras los bellos discursos de fe y amor dados en El Vaticano. Comencemos pues, remontándonos siglos atrás. Diría que el siglo XV es nuestro punto de partida. ¿Dios? ¿Satán o Lucifer? Discúlpame, aquí hablamos de Bythel y Niggurath, pues a la sombra del gran Vaticano, nacía ya el culto religioso al dios del bien y del mal, profetas de los opuestos, emisarios de la salvación o castigo eterno. Este es el culto Alabythel, simples mundanos arrepentidos de sus pecados, añorantes del juicio de su dios todopoderoso, que les salve de las garras del Diablo.

Un culto secreto, puedo afirmar. Ingresar era difícil, y a menos que escupieses en la mismísima imagen de todo otro Dios, jamás serías incluido. Años pasaban, y más este culto se asentaba. Se reunían en las casas de los miembros, sesiones a cortinas cerradas mientras leían las leyes impasibles de la vida del bien. Y crecían. Estas sesiones cada vez tenían más seguidores. Desde casas privadas, a salones de eventos, juntas al aire libre, practicando su fe y propagándola. Bythel, oh dios nuestro, ampáranos, despójanos de los males y sálvanos del ojo rojo de Niggurath. Creciendo, evolucionando, de un simple culto a una religión en su esplendor más macabro.

"Bythel, el dios guardián de la luz, luchó ferozmente con la sombra que poseía la tierra, la imbuyó de su benevolencia y salvó a los vivos. Pero Niggurath, siempre ansioso del control total, enviaba a sus vástagos a emponzoñar la tierra de la luz, creando cada gran opuesto. Día, Bythel nos cubre con el calor del sol, da vida a las plantas, nos despertamos para aprovechar lo que él nos dio. Noche, hora de los demonios, Niggurath nos asalta y caemos bajo sus vicios. Alcohol, drogas, muerte, causados por su mal. Y para volver a quien nos salvó, para ser los seres pefectos que podríamos ser, ceder se ha de hacer. Ceder ante sus leyes de vida que alejarán todo el mal." Así como va su mito principal.

Tanto crecía la fe por estos dioses, por este eterno conflicto de opuestos, que pronto tuvo que organizarse la jerarquía. ¿Habría un papa? Similar, pero no igual. Nombrado "El Primer Padre", a inicios del siglo XVI, se encuentra la figura histórica para los Alabythel, Alessandro Belloni. Solo el primero de una larga línea de ellos. Así que, dicho todo esto, pasemos un poco más adelante.

Habiendo crecido ya tanto el culto, para el año 1896, era momento de los creyentes de extender su palabra de salvación. Largas habían sido las generaciones enterradas bajo su fe, y seguros estaban de que habían vuelto con su creador y dios Bythel. ¿Por qué no compartir su redención con todos los posibles? Sobre todo... con los más afectados. Los marginados de la sociedad, maltratados y sin esperanza. Fijaron su mirada no solo en la gente indigente, como hacen los cristianos. Ellos eran "mejores", aspiraban a expiar de sus pecados a aquellos que portaban a los demonios en su interior. A los enfermos mentales.

Así, se fundó su primera iglesia. Había sido construida y finalizada para el fin del siglo, 1900 y estaba completo. Pero no solo una iglesia. Era también un lugar en que se rescataba a los abandonados, como Bythel salvó al mundo de las sombras de Niggurath. Se rescataban niños, adultos, todos los que pudieran albergar para darles el futuro que se merecieran, a la vez que les profesaban la palabra del Señor. Una belleza sin duda, un escenario conmovedor ante los ojos ingenuos de muchos.

Sí, ingenuos. Ciegos ante la imagen de que los cristianos se movían por el bien. Pero no eran cristianos. Eran los Alabythel, autoproclamados salvadores de la humanidad, y a la sombra del mundo entero... los más crueles contra la enfermedad.

Jesús sanó leprosos solo con su toque. Y los Padres que sucedían y sucedían creaban más y más técnicas de exorcismo, de ataque a los demonios internos de los enfermos. Diría que mientras los pobres comían con regocijo los alimentos en la ala trasera de la iglesia, en el sótano más profundo era "suave" que los enfermos gritasen en agonía, ahogados por los gritos de los sacerdotes que les habían amarrado y lacerado. Dulce en verdad. De cara al mundo, eran otros cristianos más, ayudaban a los más necesitados y su amabilidad era incomparable. Y ocultos en lo profundo de su iglesia, hallábase nada menos que una sala de torturas que llamaban "Expiatorio".

Evolucionó según los años. Amarrar a una silla normal era cosa del pasado. Ahora más bien se usaría una silla eléctrica. Las camisas de fuerza eran recurso mínimo de control. Habían ocultos unos cuartos oscuros, cual auténticas catacumbas, donde horrores indecibles eran vistos por quienes el mundo mismo despreciaba. Eran Degenerados. Eran Monstruos.

Y esos mismos padres, aquellos con una crueldad que juraban era excusada, fueron los que crearon la Casa Di Cura San Redentore. Lo que antiguamente era una iglesia con sacerdotes y monjas, ahora era más que eso. Tenía médicos especialmente adiestrados en sus técnicas de "sanación", y asistían voluntarios que con toda humildad ofrecían su mano como fuera. Los Alabythel fundaron un psiquiátrico único en el mundo. Único en humillación, degradación, y arrebato de todo derecho humano del que alguna vez se fue acreedor.

Es 1983. Giovanni Hannegan es el actual Padre de los Alabythel. El psiquiátrico "Casa Di Cura San Redentore" lleva sus puertas abiertas durante nueve años, y se aproxima su décimo aniversario. A las afueras de El Vaticano, alejado por seguridad de la civilización, solo recorre unos cuantos kilómetros y encontrarás dónde internar a los enfermos... o mejor dicho, abandonarlos a su suerte en un lugar... "Un lugar que es demasiado para nosotros."


Too Much For Us ©

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.